lunes, 19 de agosto de 2013

Sucesión dinástica o transición democrática


La sucesión dinástica


Hoy no se puede obviar el malestar y el desinterés de la gente por el proyecto castrista y los  dirigentes se preparan para una sucesión y no para una transición real a la democracia.   Se lleva a cabo la campaña pro Mariela Castro Espín con el propósito de atraer la opinión pública mundial y catapultada sin más a la Asamblea Nacional del Poder Popular, por eso removieron a Ricardo Alarcon como su presidente. 

La conclusión es obvia: Raúl ha puesto los ojos en su propia hija para dirigir el Parlamento cubano. Sustituyó a Machadito por el venerable, inocuo e ilustrado Miguel Díaz-Canel Bermúdez. Con estas dos fichas (Mariela y Díaz-Canel) posicionadas Alejandro Castro Espín podrá concretar la sucesión.  

Con estos y otros cambios la Cuba revolucionaria tendría posibilidades de transformarse en el socialismo empresarial con el que sueña Raúl Castro y donde sus familiares y allegados se convertirían en los “legítimos” dueños de los monopolios estatales ya en condiciones de hibridación postcomunista. 

A diferencia de la antigua URSS, no habrá un Yeltsin, antes bien tendremos una réplica de la dinámica de poder Putin-Medvéiev, encarnada en la dupla criolla Mariela-Alejandro. Díaz-Canel podrá llegar a ser presidente, pero su tiempo de mandato ya está planificado.  


Adaptación para  LNR de : Por una unidad concreta. Insistiendo sobre la transición de Alexis Jardines (Cubanet).



La transición democrática

Los planes de una sucesión dinástica en Cuba siempre han estado en la mente de Fidel y Raúl.  Hay crímenes, corrupción y robos que tienen que esconder.  Esto  solo es posible si Mariela y Alejandro Castro heredan el poder.  Todas las medidas que se han tomado y las que faltan tienen el propósito de engañar para que sus hijos sean los que sigan explotando a los cubanos.

Los Castro están fuera de la realidad.  Igual que han intentado un irrisorio contrabando de armas hacia Corea del Norte que los ha desprestigiado más en el mundo; no entienden que hoy el pueblo no les teme como ayer. Los cubanos están indignados por el fraude revolucionario, por el altísimo nivel de corrupción que los mantiene en la pobreza y porque se han dado cuenta que en libertad disfrutarían de la prosperidad, la justicia y los derechos que merecen.  Lo único que puede detener la creciente indignación del pueblo es una democracia y nuevos dirigentes.

Los cubanos en la isla pueden tener la seguridad de que el exilio no los abandonara.  Todos unidos, debemos luchar noche y día por una verdadera transición democrática.  Combatamos la crítica destructiva, el pesimismo y la resignación. Esos son nuestros verdaderos enemigos porque el castrismo está acabado y tenemos que acabar de enterrarlo.     

Comandante Huber Matos B. 
Patria Pueblo y Libertad 

Regresar al blog  Huber Matos 

   Regresar a página central CubaCid.org

 
    

Visitenos encubacid.org
Desde Cubacubacid.blogspot.com
Ultimo Congresoelultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertad         patriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matoscomandantehubermatos.blogspot.com         
Siguenos en:Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

0 comentarios:

Publicar un comentario

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com