LA RESISTENCIA ES EL CAMINO DE LA VICTORIA



Huber Matos en la marcha de Miami. Una vida dedicada a la lucha por la libertad y la democracia de Cuba. Activo, pensante y en pie.

Maestro de profesión. Miembro del Partido Ortodoxo en su juventud; subió a la Sierra Maestra comprometido con el ideal revolucionario de crear una Cuba democrática y multipartidista. Comandante de la Columna 9 “Antonio Guiteras”, responsable del cerco a Santiago de Cuba.

Diez meses después de que los rebeldes llegaran al poder denunció el camino dictatorial que el proceso estaba tomando, por lo que fue arrestado el 21 de octubre de 1959 y sentenciado a 20 años de prisión en diciembre. Cumplió toda su condena en rebeldía, como un preso político plantado.

Salió hacia Costa Rica en octubre de 1979. Fundó el Movimiento Cuba Independiente y Democrática en Caracas, Venezuela en 1980 con el apoyo del los dos partidos políticos de Venezuela: Acción Democrática y COPEY.

Miembro de honor de la American Federation of Labor (AFL-CIO) desde 1979 y héroe del año por la organización United States Hispanic Leadership Institute en el 2003.

Secretario General del movimiento Cuba Independiente y Democrática y del Partido Cuba Independiente y Democrática.

Autor del libro “Como llegó la noche”.

Leer más

Entrevista con canal 20 de la de televisión de Uruguay.


Hoy lunes 22 de marzo la periodista Pilar Teijeiro conductora del programa Clave Mundial de Uruguay entrevistó a Huber Matos donde se trató la situación actual de Cuba.

El Secretario General del CID expuso que la tiranía castrista ha entrado en una etapa de complicación que ha acelerado un desenlace inevitable:

“No será hoy, no será mañana, pero el castrismo está condenado a desaparecer porque no tiene respuestas…el sistema va contra la marcha de la historia…La decisión de el Parlamento Europeo es una sentencia…La reacción interna a la muerte de Orlando Zapata y a los abusos contra las Damas de Blanco son síntomas tanto del deterioro como del descontento…”

CLAVE MUNDIAL
Lunes 21:00 hs
Conducción: Pilar Teijeiro Con el aporte de especialistas en temas internacionales CLAVE MUNDIAL busca semanalmente en 60 minutos acercar a los uruguayos temas y realidades que permitirán comprender mejor lo que ocurre fuera de Uruguay y el lugar que ocupa Uruguay en el mundo.
Leer más

DE HUBER MATOS A RAUL CASTRO

Nicolae Ceausescu

San José, Costa Rica, Marzo 16 de 2010

Comandante Raúl Castro: Es probable que a estas alturas no te hayas dado cuenta de las consecuencias del heroísmo de Orlando Zapata. La historia demuestra que la permanencia prolongada en el poder distorsiona la visión de quienes lo detentan.

El Parlamento Europeo, que representa a casi 500 millones de personas, votó mayoritariamente por condenar su muerte, exigir la libertad de los presos políticos y la democratización de Cuba; en realidad esto es una condena para ti, para Fidel y al medio siglo de tiranía.

El sacrificio de Zapata ha reducido aun más esa minoría que el régimen ha mantenido engañada en el mundo. La campaña de mentiras que muchos han querido creer por demasiado tiempo va quedando al descubierto.

Los gobiernos que respaldan a la tiranía, como España y Brasil, son hoy cuestionados por muchos de sus compatriotas y por millones de ciudadanos del mundo democrático. Los gobernantes latinoamericanos que han callado los atropellos de la dictadura en Cuba, han quedado en el ridículo ante la denuncia del presidente Oscar Arias, un líder que ha demostrado tener valor y principios.

Hasta los medios de prensa internacionales, que se han comportado como rehenes de la dictadura en Cuba, en esta oportunidad no han sido tan cautelosos en el manejo de la muerte de Zapata, de la huelga de Guillermo Fariñas y de otros presos políticos en la isla.

Es probable que tú comprendas en algún grado las consecuencias de todo esto. Súmale la silenciosa condena del pueblo cubano y la indignación de la gente en la calle por ese crimen y por la calumnia racista con que ustedes trataron de justificarlo.

Miles de cubanos miembros de las Fuerzas Armadas, del Ministerio del Interior y del gobierno, repudian calladamente la muerte de Zapata y la grosera justificación del gobierno.

El pueblo cubano es el recurso más importante en el proceso de desarrollo económico, cultural y político de la Nueva República. Por no entender eso, todas tus seudoreformas han fracasado y seguirán fracasando.

Sin un Estado de Derecho no habrá un pueblo dispuesto a trabajar con fe, entusiasmo y confianza. Sin un gobierno legítimo, con leyes e instituciones independientes del capricho o de los intereses de quien gobierne, no habrá confianza ni garantías para el progreso de la Cuba del siglo XXI a que tiene derecho la juventud cubana.

No llegarán a Cuba los recursos financieros sin un régimen democrático. Ni los recursos financieros, ni las inversiones necesarias para revertir medio siglo de atraso, abandono, corrupción y despilfarro.

Un cambio sin democracia equivaldría a una piñata donde los privilegiados del poder y el capital extranjero se repartirían el patrimonio de Cuba. Ustedes creen que el pueblo se conformará si le reparten migajas. Piensan que así podrán continuar mandando mientras ellos siguen viviendo como ciudadanos de segunda categoría.

Tú y Fidel traicionaron la revolución democrática por la que luchamos en la Sierra Maestra. Tú y Fidel traicionaron al pueblo cubano y trataron de justificar esa traición con las promesas de la utopía comunista, que resultó un fraude de proporciones históricas.

El 21 de octubre de 1959 le dije a Fidel que el camino que tomaba llevaría a nuestro país al desastre y, por esa razón me hicieron pasar dos décadas en prisión, que viví con orgullo porque fui leal a mi pueblo y a los ideales democráticos de la Revolución.
Una semana después de arrestarme, ustedes asesinaron al Comandante Camilo Cienfuegos.


Tu y Fidel mandaron a miles de compatriotas al pelotón de fusilamiento. Nunca sabremos cuantos cubanos fueron asesinados en secreto, ni cuantos perdieron su vida en el mar en desesperados intentos por alcanzar la libertad. Cientos de miles de ciudadanos han pagado con largas condenas de prisión su amor a la libertad. Todavía hay un presidio político injustificado y brutal. Solamente Dios puede tener una compresión real del daño moral y del sufrimiento causado al pueblo cubano durante medio siglo.

Como si todo esto no fuera suficientemente vergonzoso, ustedes han estado seriamente involucrados en el narcotráfico y el terrorismo internacional.

Cuba está en la ruina material y tú y tu hermano han envejecido en el poder, queriéndole hacer creer a todo el mundo que el desastre es por culpa del “bloqueo” estadounidense. En realidad tú y Fidel despilfarraron los inmensos recursos que la URSS puso a su disposición por treinta años, como también hicieron con los préstamos de la cuantiosa deuda externa que tiene Cuba y los miles de millones de dólares que le han sustraído a Venezuela, con la complicidad del lacayo que tienen allí en el poder.

El heroísmo de Orlando Zapata ha despertado al mundo y ha cautivado al pueblo cubano. La indignación que ha provocado su asesinato es el principio del fin del castrismo. Tú puedes escuchar lo que te ha pedido Juan Juan Almeida, el hijo del comandante Almeida, e irte de Cuba porque eres el responsable principal de esa muerte.

Le vas a ahorrar a nuestro pueblo un sacrificio final y vas a darles la oportunidad de redimirse a los miembros de las Fuerzas Armadas, del Ministerio del Interior y del gobierno que quieren participar en un auténtico cambio de rumbo.

Fidel está fuera de la realidad y todos estamos presenciando su castigo en vida, pero tú puedes evitar correr la suerte de Ceauşescu, porque antes de que el pueblo te alcance, el propio ejército, en lugar de responsabilizarse ante la población con tu fuga, hará justicia contigo; sálvate y salva a tu familia, todavía estás a tiempo.

Huber Matos
Comandante de la Revolución
Leer más

En Cuba se vive a orillas de la muerte


Huber Matos Comandante de la revolución cubana; exprisionero político 07:56 a.m. 03/03/2010

Es el 14 de febrero de 1969; estoy preso desde hace casi diez años por haber denunciado los designios antidemocráticos de Fidel Castro. Ahora me tienen en la prisión de La Cabaña en La Habana. Es de madrugada y me acabo de llevar una impresión muy desagradable: mientras me lavaba la boca vi una sombra colgando. Me acerco: es el cuerpo del compañero Rafael Domínguez Socorro. Se ha suicidado, su cadáver todavía está caliente. Llamo a los compañeros, pero ya no se puede hacer nada. Domínguez había perdido la razón en prisión y dos compañeros lo cuidaban.

He comenzado mi segunda huelga de hambre. Nerín Sánchez, Tony Lamas y yo decidimos apoyar la protesta de nuestros compañeros. Hace solo veinte días los tres acabábamos de terminar otra huelga de hambre. En la decisión de entrar a una huelga de hambre, de la cual no se sabe si se saldrá vivo, pueden entrar en juego muchos factores, pero el fundamental es la necesidad de reafirmar el respeto a sí mismo como ser humano.

En circunstancias abrumadoramente humillantes, física y moralmente inaceptables, es el espíritu de supervivencia de la dignidad el que toma la decisión de ir a la huelga de hambre.

En las mazmorras y los calabozos donde por medio siglo los Castro han encerrado a quienes nos hemos atrevido a desafiarlos, los vínculos con la vida son tenues. Se reducen a una mísera alimentación, un poco de luz ocasional, a veces contactos esporádicos y vigilados con la familia. Lo demás es odio, desprecio y maltrato. Uno vive arrinconado en el refugio que le ofrecen sus valores morales y su espíritu. Lo único que la garra del régimen no puede alcanzar.

Pero la vida del preso político, en Cuba, es solamente una versión intensificada de la que viven los demás cubanos. Cuba es hoy una inmensa cárcel, controlada a base de miedo y opresión. De lo contrario, no se explicaría que miles de compatriotas decidan jugarse la vida en balsas precarias e improvisadas para tratar de salir. Salir hacia lo que sea, aun sabiendo que hay muchas posibilidades de no llegar vivos a ninguna parte. El hambre de libertad de los seres humanos es tan fuerte y temeraria como la dignidad.

Más que una protesta. Pero en la huelga de hambre del preso político hay mucho más que una protesta. Hay un doble desafío: a uno mismo y a los opresores. El desafío a uno mismo es evidente: ¿podré aguantar? ¿Cuánto? ¿Estoy verdaderamente decidido a morir de hambre si es necesario?

El opresor tiene varias opciones, desde ceder pronto a las exigencias del preso para tratar de tapar el asunto, hasta convertir su acción en una larga tortura, ejemplarizante para los demás, o bien, en última instancia, simplemente dejar morir al prisionero. A mí no me dejaron morir esa vez porque mi compañero de huelga, Tony Lamas, decidió renunciar a ella para ir a gritar por los pasillos de prisión: “están asesinando a Huber”.

Al régimen le preocuparon las posibles repercusiones de hacerse responsable de la muerte de un comandante de la revolución. Orlando Zapata, un albañil negro, poco conocido dentro o fuera de Cuba, les pareció sin importancia.

Que el sacrificio de Zapata se agigante, que afecte decisivamente al moribundo régimen, depende de todos nosotros, los que quedamos vivos. El mundo se ha acostumbrado a tolerar esa llaga en el costado de la dignidad humana que es el régimen dictatorial y totalitario de los Castro.

Tal vez esta muerte actúe como un revulsivo, como una sacudida sobre la conciencia moral de las naciones.

Si los Gobiernos no reaccionan como deben, entonces que lo hagan los pueblos, levantando su dedo acusador contra gobernantes que prefieren ignorar los principios que dicen defender, con tal de seguir haciendo negocios con un régimen manchado de sangre e ignominia.
Leer más

Huber Matos en entrevista con revista española


"La dictadura castrista está cada vez más débil", dice Huber Matos en una entrevista en La Gaceta, y "Zapatero y su gente han sido verdaderos aliados" de ella.

Considera Matos que "Raúl y Fidel Castro tienen preparada su huida. Si hay una revuelta popular. Como ya se adivina, no les extrañe que salgan huyendo hacia España para no tener que enfrentarse a un tribunal".

Huber Matos fue comandante de la revolución cubana, que tras dos décadas en las cárceles castristas por diferencias ideológicas con Fidel Castro, decidió exiliarse en Miami.

"La muerte de Zapata evidencia que el régimen cubano es una tiranía sin la más mínima preocupación por los valores cívicos y morales", dice Matos, que asegura que Fidel "ha hecho más daño a los cubanos que Stalin a los rusos". (Ver nota*)

Sobre la complicidad de Zapatero con la dictadura, afirma el disidente cubano que "Gobiernos como el de España han sido solidarios con ellos en una demostración de ignorancia total de la realidad y una enorme falta de sensibilidad.

España debe ser solidaria con el pueblo cubano y no con el régimen que lo ofende de mil maneras. Zapatero y su gente han sido verdaderos aliados. Y esa complicidad de Zapatero, duele".


Dice Matos que los Castro "usurparon la nación como si fuera su propia finca. Son gangsters, hampones políticos, bandidos sin ningún tipo de escrúpulos". Y se muestra seguro de que "la caída de los Castro llevará su tiempo, porque no se puede pasar tan fácilmente de este prostíbulo que hoy es Cuba a una democracia plena".

*Nota, en ningun momento Huber Matos hizo esa afirmacion sobre Stalin y Fidel
Leer más

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com